Recambios nuevos o de segunda mano

re-cambios

Dentro del mundo del motor, si hay un tema que creemos que es muy polémico siempre es el de la segunda mano. Y es que, la crisis económica ha hecho que muchas personas tengan que recurrir al a segunda mano no solo para comprar un coche sino para realizar labores de mantenimiento y de reparación. Algo que ha hecho que se creen algunos portales en internet especializados en esto como es el caso de re-cambios.com. Pero, ¿es mejor adquirir un repuesto ya usado o siempre es mejor comprarlo nuevo directamente al fabricante? Pues eso es precisamente lo que vamos a ver a continuación.

Entrando en materia, lo primero que tenemos que decir que si el dinero no es el suficiente, lo mejor que podemos hacer es adquirir un recambio de segunda mano. Si echamos un vistazo a los precios que se manejan dentro del sector, nos vamos a poder dar cuenta sin mucho esfuerzo que el descuento que vamos a poder conseguir puede llegar incluso al 65%. Si a esto le sumamos el hecho de que si la compra se realiza en un taller o en un desguace, la garantía de que el recambio funcione del modo esperado es muy elevada por lo que la compra habrá merecido la pena desde todo punto de vista a pesar de ser una pieza ya usada.

Hablando de garantías hay que decir que si compramos un recambio nuevo la garantía va a ser algo mayor. Sin embargo, con motivo precisamente del aumento que se ha visto en la adquisición de repuestos de segunda mano, cada vez son más los talleres y los desguaces los que hacen todo lo posible para que las piezas que venden estén en perfectas condiciones. De este modo toda aquella persona que compre en uno de estos sitios, aunque la garantía no sea la misma en tiempo, sí que va a poder acudir con la tranquilidad de saber que el repuesto está totalmente garantizado.

Para terminar, y este es un factor determinante para muchas personas, a día de hoy ya no es problema el hecho de tener un vehículo de una marca o de un modelo poco común. Los centros de recambios ya usados tienen todos los recursos necesarios para conseguir esas piezas. Unas piezas que, dicho sea de paso, también se pueden conseguir directamente en el fabricante pero que si hay que traerlas de fuera de España tendrán un precio bastante superior al que nosotros nos esperamos y al que podríamos conseguir dentro del mercado de segunda mano.