¿Espiar WhatsApp es posible?

La mensajería instantánea del momento, WhatsApp, se ha visto rodeada de controversia con el nacimiento de aplicaciones espías que podrían representar ser un problema para sus usuarios. Esto implica un control simultáneo de las actividades que se están llevando a cabo en tiempo real.

Aunque resulte increíble, hay aplicaciones que son capaces de interceptar todo tipo de llamadas o mensajes con facilidad.  Se ha dado a conocer en gran porcentaje que representa, la posibilidad en la realización de seguimiento de la víctima a través de la activación del GPS de su teléfono móvil.

Como ya se ha reseñado, todo esto ocurre en tiempo real. Los avances tecnológicos traen consigo un sinfín de ventajas, pero para aquellos usuarios de WhatsApp ahora se ha convertido en un dolor de cabeza. Muchos son los que aún desconocen la realidad que representan estos avances dados con la creación de aplicaciones y programas que cumplan estás funciones.

La mayoría de aquellos que incurren en el uso de estas herramientas, están dirigidos por una idea o para tener un mayor control sobre su pareja. WhatsApp Messenger ya no resulta tan seguro como se pensaba, ya que a pesar de sus mensajes encriptados pueden ser fácilmente hackeados dejando en evidencia a más de uno.

5

Funcionamiento de las aplicaciones espías

La idea principal para el surgimiento de estas aplicaciones, están sujetas al cuidado de posibles peligros del que puedan estar siendo víctimas niños y adolescente. Ciertamente es algo que rara vez ocurre, pero en importante saber que su función básica era esta, aunque actualmente se consiva desde otra perspectiva.

Así como podemos encontrar a Hackingtor, también existen otras que cumplen las mismas funciones. Este es el caso de FlexiSPY, mSpy o Highster Movile ideales para el seguimiento de los más jóvenes en casa o con esta finalidad es que han creado su difusión publicitaria.

Así como estas existen muchas más, nos debemos limitarnos en eso. Es fácil generar ideas sobre para que realmente fueron creadas y es necesario decir que muchas son utilizadas por entes gubernamentales y policiales para investigaciones que ameriten su uso. Algunas aplicaciones necesitan una instalación previa dentro del móvil o equipo de la posible víctima de espionaje, mientras que otras cumplen a cabalidad sus funciones de forma online.

Dependiendo del uso que se le quiera dar a estas herramientas, es posible que se dé un hecho beneficioso o como en la mayoría de los casos, sugiere un posible evento donde esté relacionada la violencia de género o bullying entre los adolescentes.