Desde lo mas viejo a lo mas nuevo

telefonosdedesguaces

La evolución es una constante en este mundo, así tenemos que desde que Nicolas-Joseph Cugnot, en Paris, sacó a la luz el que es considerado como el primer vehículo que funcionaba a vapor, por allá por el periodo de 1725 – 1804, no ha parado de crearse novedosos y sorprendentes modelos, pasando por el icónico Benz Patent-Motorwagen, reconocido actualmente como el primer automóvil que utilizaría gasolina y muy pronto apareció la versión de los ingenieros Gottlieb Daimler y Wilhelm Maybach en el año 1889.

Después vino lo que se cataloga como la etapa veterana, caracterizada por la fabricación en serie de los coches, allí sobresalen los producidos por Peugeot, Ford y la extinta Panhard. Siendo la Ford la que llevó la producción a cantidades inimaginables para aquella época.

Y así sobrevino la etapa del latón, denominada así por el material que predominaba en la carrocería. La de época, posterior a la primera guerra mundial. A continuación la considerada preguerra, que presentó modelos con más curvas y cerrados. Y finalmente, la moderna, con las características que conocemos. Lo que no significa que se ha llegado al final.

Los fabricantes no cesan de probar e incorporar nuevas o mejores facilidades a sus modelos, procurando siempre mayor seguridad, comodidad y practicidad. Muchas marcas conviven en la actualidad, pero no es menos cierto que algunas se van quedando atrás, sin embargo, ello no quiere decir que en cualquier momento no puedan resurgir y hasta liderar el mercado.

Más allá de la evolución externa

El cambio de apariencia de los coches va de la mano de numerosos ajustes internos, por lo que muchas de las piezas también han evolucionado, por lo tanto, los fabricantes se avocan a las nuevas creaciones, dejando sin efecto la producción de algunos recambios que ya consideran obsoletos o poco rentables.

El problema está en que no todos vamos a la par de esa evolución. Sin duda hay muchos usuarios que, por gusto o por necesidad, se mantienen utilizando modelos antiguos. El mayor inconveniente es encontrar los repuestos en casas comerciales que los distribuyan. De lograrlo, lo más probable es que su coste sea bastante elevado.

Por fortuna, existen establecimientos que poseen en sus inventarios piezas desde las más viejas hasta las más nuevas, en condición de usadas, debidamente probadas y con garantía. Lo que se debe tener a mano es una guía virtual que tenga telefono de desguaces, seguramente en alguno dentro del país, habrá lo que se requiera.